El CEO de Qualcomm anuncia que «la próxima versión de Windows» saldrá en junio de este año.

Comparte esta noticia

Nada de lo dicho por Cristiano Amon, el CEO del fabricante de chips, permite confirmar que estemos hablando de ‘Windows 12’

En medio de una ola de especulaciones y declaraciones oficiales, todo el mundo se ha puesto a hablar de las declaraciones de Cristiano Amon, CEO de Qualcomm, en las que anticipa la llegada de «la nueva versión de Windows» para junio de este mismo año, coincidiendo con el lanzamiento de su CPU Snapdragon X Elite.

Las declaraciones de Amon han generado toda clase de especulaciones sobre si esta versión se trataría ‘meramente’ de un Windows 11 24H2 o si, quizás, estaría hablando del nuevo Windows 12. Pese las declaraciones de Amon, la propia Microsoft ha mantenido un notable silencio sobre el asunto, permitiendo que especulación se multiplique.

Y la cosa se complica porque, aunque Amon no mencionó explícitamente «Windows 12», sí enfatizó tanto su nueva CPU como esta «nueva versión de Windows» compartirían algo importante: el papel fundamental que la IA tendría en ambas propuestas.

Por supuesto, se espera que Windows 12, cuando se lance, realice una gran apuesta por las tecnologías basadas en IA… pero también cabe esperar novedades al respecto en una posible mera actualización de Windows 11, por lo que las palabras de Amon, realmente, no nos permiten salir de dudas.

Alguien redujo el tamaño de Windows 11 de 6,3 GB a solo 100 MB. Pero para conseguirlo han tenido que sacrificar muchas cosas

Otra posibilidad es que Amon estuviera aludiendo a una versión de Windows diseñada exclusivamente para chips basados en ARM, dado que es sobre la que está desarrollada la citada CPU Snapdragon X Elite.

La versión para ARM de Windows se ha enfrentado en estos últimos años a la hora de dar un nivel de soporte al software comparable al del Windows ‘normal’ (para arquitecturas x86/x64), un objetivo que ahora podría requerir una actualización sustancial para este ‘sabor’ del sistema operativo.

¿Y qué pasa con Microsoft?

Microsoft ha mantenido por ahora sus planes bajo llave, permitiendo no sólo a los medios, sino al resto de la industria, dar palos de ciego a la hora de calcular futuros lanzamientos.

Por otro lado, Windows 11 fue presentado cinco meses antes de su lanzamiento al mercado: si el objetivo fuera lanzar Windows 12 en junio, el anuncio sería mucho más ajustado (pues sólo quedan cuatro meses).

Ya no hablemos si lo comparamos con el lanzamiento de Windows 10, anunciado casi un año antes. O los de Redmond están inmersos en una reducción constante de los márgenes de tiempo de sus lanzamientos de Windows, o realmente ya no hay tiempo para un lanzamiento de la envergadura deseada por muchos usuarios.

Un último dato a tener en cuenta es que hace sólo unos días os explicábamos que un documento oficial de soporte de Microsoft, descubierto por ‘Windows Latest’, confirmaba involuntariamente que están trabajando en un ‘Windows 11 24H2’ con el nombre en código ‘Hudson Valley’. Eso no descarta necesariamente la llegada paralela de Windows 12, pero la hace ciertamente improbable.

fuente: Windows Central

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Soportescreen tag