Google leerá tus mensajes privados en Android: la polémica decisión para entrenar mejor a su IA

Comparte esta noticia

El objetivo de Bard es leer los mensajes del usuario para entender cómo se relaciona e incluso que tono usa para imitar su forma de comunicarse.

El nuevo gesto de ‘Rodea para buscar’ cambia enormemente como se interactúa con un móvil para que todo lo que se encuentre ubicado en ese círculo hecho sobre la pantalla del móvil se convierta en una consulta de búsqueda. La implicación de Gemini en esa interacción es más que evidente, pero sobre todo en lo que respecta a Google Mensajes, ya que Bard sí que leerá todos sus mensajes para ayudar al usuario a escribirlos, traducirlos, identificar imágenes y explorar intereses.

En ese anuncio hecho por Google hace justo dos semanas, tampoco se dieron detalles en cómo la IA iba a leer los mensajes o prácticamente cómo funciona. Quizás oculten detalles para no dar pistas a la competencia, pero según la Ley de Mercados Digitales, la Unión Europea va a mirar cada detalle para proteger la privacidad de los usuarios y defender al igual a los menores.

Si ya OpenAI se ha pasado por la torera los derechos de autor de miles de textos para entrenar a su IA (George R. R. Martin los demandó en septiembre), parece que hay una tendencia a desvalorizar ciertos aspectos del uso de los móviles. Pasa con la IA de Google con Bard que, para mejorar la experiencia de uso de Google Mensajes, prácticamente leerá todos los mensajes para entender el ‘contexto’ de la conversación.

Analizará todos los mensajes

Es decir, que por lo que por un lado te da, por otro lado te lo quita, y es justamente la privacidad del usuario en una conversación cualquiera desde Google Mensajes. Y es que incluso analizará la emocionalidad de los chats para ofrecer una respuesta con el mismo sentimiento o estilo. También analizará el historial de mensajes con distintos contactos para entender las dinámicas de su relación. Lo que significa y para entender mejor su funcionamiento, es como si se estuviera hablando con alguien en una charla privada y se tuviera justo al lado a uno copiando todo lo que se dice. Así se entiende mejor lo que significa y lo que puede dar Bard, y a que costa.

Y es aquí donde viene el próximo frente de batalla para los propietarios de un smartphone para dar ciertos permisos a la app, las etiquetas de privacidad y el rastreo de la transparencia del uso de un móvil. También, el desafío de Google será convencer a los usuarios a que no se está abriendo una puerta a su privacidad, pero después de estos años y como la misma Ley de Mercados Digitales está parando los pies a las grandes tecnológicas, que tienen que hacer cambios radicales en sus experiencias, ya que les precede un historial para nada positivo.

Hay que contar con otro importante aspecto, un poco menor, para la privacidad de los mensajes de Mensajes de Google y las consultas a Bard. Así se usarán los datos cada vez que se realice una:

  • El contenido de los mensajes será enviado a la ‘nube’.
  • Se usará para el entrenamiento de la IA.
  • Y puede que sea visto por humanos, aunque totalmente anónimo.
  • Los datos serán almacenados durante 18 meses.
  • Incluso persistirán por unos días si se desactiva la IA.

Según recoge Forbes, el análisis de los mensajes no entra dentro de ese espacio protegido que ha sido el cifrado fin a fin, y al que toda compañía que tiene una app de chat se ha acogido desde hace años, así que la única solución para que el usuario se sienta protegido, es que todos los procesos de análisis ocurran en el mismo dispositivo u on demand.

Hay una solución

Hay iniciativas como la misma de HONOR con George Zhao, su CEO, que en una entrevista a EL ESPAÑOL – El Androide Libre explicó bien que su objetivo es que la IA se procesara directamente desde el móvil y no pase por los servidores cloud para procesarla. El gran problema es que los móviles necesitan chips más potentes que sean capaces de analizar esos datos, y actualmente algunas tareas necesitan el uso de los servidores en la nube para poder procesar esas acciones. 

En los nuevos Galaxy S24 se puede activar la opción Procesar datos solo en dispositivo, pero en el texto se puede leer que su procesamiento en Internet proporciona mejores resultados y es necesario para usar algunas funciones de inteligencia avanzada. Si se activa esta opción, hay algunas funciones que no se podrán usar.

El aviso de Samsung sobre el uso de la IA en Internet

Una de las funciones que sí usan el procesamiento desde el dispositivo es la función de pasar a texto el audio de voz de una persona. De todas maneras, hay compañías que ya están mostrando su interés por llevar todos los procesos on deviceApple también entrará en este nuevo espacio de la privacidad y del uso de la IA para mejorar ciertas experiencias como sucederá con Siri, y según se sabe, su idea es similar a la de HONOR: que todo se procese desde el dispositivo.

Las dudas emergen por esas nuevas experiencias y si realmente merecen la pena para dar a cambio la privacidad del usuario en sus mensajes, al menos actualmente con la implicación de Google, y con la esperanza de que otras marcas que lanzan móviles Android o la misma Apple encuentren la solución para ofrecer al menos esa confianza al usuario. Y se vuelve a recalcar: todas tendrán que pasar por la Ley de Mercados Digitales que protege al ciudadano europeo y español frente a la libertad que se toman los gigantes tecnológicos.

Fuente: El Androide libre

Síguenos para mas contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Soportescreen tag